Breaking News

martes, 31 de julio de 2012

LLUÍS BORRASSÀ

(Gerona, h. 1360-Barcelona, h. 1425) Pintor español. Nacido en el seno de una familia de pintores, se formó probablemente con Pere Serra, a quien debe las influencias sienesas y francesas que caracterizan su estilo. A su primera etapa corresponden el retablo del convento franciscano de Vilafranca del Penedès y el Santo entierro de Manresa, obras en las que los efectos dramáticos predominan sobre la elegancia característica del estilo de madurez. 

Hacia 1411 realizó el retablo del monasterio de Santes Creus, donde despliega todo su talento narrativo en la acumulación de figuras y detalles. Del retablo de San Pedro de Terrassa, obra ya de plena madurez, se conservan trece fragmentos magistrales con escenas de la vida del santo que explican la absoluta primacía de Borrassà en la pintura catalana del primer cuarto del siglo XV. A la última etapa de su vida corresponde el retablo de Santa Clara, considerado su obra maestra. 

Se trata de una realización de grandes dimensiones, con pasajes de la leyenda áurea, en los que el pintor convierte el linealismo y la elegancia en las claves estilísticas y compositivas. El vigor de la policromía y el cuidado tratamiento de la figura humana aparecen también en el posterior retablo de Sant Miquel de Cruïlles. Los historiadores consideran a Borrassà el introductor del estilo gótico internacional en España.