Breaking News

martes, 31 de julio de 2012

EL BOSCO

[Hieronymus Bosch] (Hertogenbosch, actual Países Bajos, h. 1450-id., 1516) Pintor holandés. Debe su nombre a su ciudad natal, en la que al parecer permaneció durante toda su vida. Fue hijo y nieto de pintores, por lo que su educación tuvo lugar probablemente en el taller familiar, y realizó un matrimonio ventajoso, que le permitió vivir desahogadamente, entregado a su vocación por la pintura, que le reportaría un gran éxito. No muchos años después de su muerte, personalidades como el rey Felipe II fueron coleccionistas fervorosos de sus obras, que se hallan repartidas por todo el mundo y de las que existe una excelente muestra en el Museo del Prado. 

Aunque se desconoce la cronología de su producción artística, se cree que pertenecen a la primera época sus obras más convencionales, como El charlatán o La crucifixión. En el centro de su carrera se sitúan sus realizaciones más famosas, una serie de creaciones abarrotadas de figuras, completamente al margen de la iconografía de la época, ambientadas en paisajes imaginarios y repletas de elementos fantásticos y monstruosos, tales como demonios o figuras medio humanas y medio animales, que conviven con figuras diáfanas y paisajes tranquilos y encantadores. 

En esta línea se sitúan los trípticos de Las tentaciones de san Antonio, El carro del heno y El jardín de las delicias, en los que más allá de la fantasía turbulenta y de la dificultosa interpretación de la simbología, triunfan una técnica excelente, fluida y pictórica, y un color brillante, en los que reside buena parte de su belleza. Después de estas obras magistrales, en las que algunos intérpretes ven la representación de la locura humana, realizó cuadros más tranquilos y positivos (El hijo pródigo), para cerrar su carrera con una serie de obras sobre la Pasión de Cristo, en las cuales la figura bondadosa del Salvador aparece rodeada de una muchedumbre de seres deformes y de rostros bestiales.

JUAN BOSCÁN

(Barcelona, 1487-id., 1542) Poeta español. Nacido en el seno de una familia catalana de letrados y mercaderes, sirvió en las cortes de Fernando el Católico y Carlos I desde 1514, y fue preceptor del duque de Alba. En 1539 abandonó la corte y se estableció en Barcelona, y ese mismo año contrajo matrimonio con Ana Girón de Rebolledo; su casa se convirtió en un centro de tertulia literaria. A Juan Boscán se le debe la introducción en la lírica castellana de la métrica y la versificación italianas. La idea se la sugirió el embajador veneciano Andrés Navaggiero, durante una conversación en Granada, y contó enseguida con la aprobación de Garcilaso de la Vega, amigo de Boscán. 

Las composiciones de ambos, que aparecieron conjuntamente en 1543, en tres volúmenes, muestran la evolución de la versificación castellana del primer libro de poemas a la ya definitiva adopción de la métrica italiana en las poesías del segundo libro, precedido por la carta a la duquesa de Somma, en la que expone y justifica su elección y que constituye un auténtico tratado de poética renacentista. En este primer libro italianizante aparecen sonetos y canciones, mientras que en el siguiente, en el que se encuentra el poema clásico Hero y Leandro, escrito en endecasílabos blancos, Boscán incorporó el cultivo de nuevas formas, como la elegía, la epístola en tercetos y el uso de la octava real en poemas de mayor extensión. 

En su lírica se encuentran unidas con gran acierto las más puras imágenes petrarquistas con las imágenes un poco más rudas de Ausias March, con lo que sentó también las bases de la influencia del poeta valenciano en la lírica castellana del siglo XVI. Junto a su obra poética, hay que citar la traducción al español de El cortesano, de Baltasar de Castiglione, publicada en el año 1534.

FRANCESCO CASTELLI BORROMINI

[Francesco Castelli] (Bissone, actual Italia, 1599-Roma, 1667) Arquitecto italiano. Trabajó como cantero en las obras de la catedral de Milán, antes de trasladarse a Roma en 1619, donde fue cincelador en el taller de Carlo Maderno, quien lo introdujo en el mundo de la arquitectura romana al tomarlo como colaborador para la realización de obras como el palacio Barberini. Cuando Bernini triunfaba ya como arquitecto y empezaban a desplegarse las formas del Barroco, Borromini recibió su primer encargo en solitario: el conjunto de San Carlo alle Quattro Fontane, ligeramente anterior al convento de los filipenses. Bastaron estas dos obras para hacer de Borromini un arquitecto reconocido y con un estilo muy bien definido, en el que las superficies curvas (cóncavas, convexas, elípticas, sinuosas) dan fluidez al conjunto arquitectónico, tanto en el exterior como en el interior, a veces con un carácter suave y en otras ocasiones con mayor dramatismo. 

Se alejó de las tendencias de su época en los interiores a base de paredes meramente revocadas, con sencillas ornamentaciones, a menudo doradas, ensambladas a la perfección con las formas arquitectónicas. 

Su incansable deseo de superación se concretó en el estudio constante de manuales de arquitectura (algunos de los que integraban su biblioteca tenían notas de su puño y letra) y en la profundización en la obra de Miguel Ángel, de quien fue un gran admirador. Hombre de carácter difícil, mantuvo relaciones muy tensas con sus patrocinadores y estuvo siempre enfrentado a Bernini, más por diferencias de temperamento y cultura que por particulares lances biográficos. Sus principales valedores fueron el Papado y las órdenes religiosas, que apreciaron su arquitectura más orientada a los sentimientos que a la razón. La década de 1650 fue la más fecunda de su carrera, gracias al papa Inocencio X, quien le confió la restauración y transformación de la basílica de San Juan de Letrán, aunque con grandes cortapisas, y la construcción de Sant'Ivo alla Sapienza, iglesia que el arquitecto remató con una espectacular linterna-aguja helicoidal, de prodigioso impulso ascendente. 

 En la década de 1660 emprendió el ambicioso proyecto del colegio de Propaganda Fide, donde su gusto por las fachadas movidas alcanzó límites insuperables. La totalidad de su carrera transcurrió en Roma, con la única excepción de una breve estancia en Nápoles, a partir de 1635, para la realización del retablo de la iglesia de los Santi Apostoli. Aunque se le conoce sobre todo por sus obras religiosas, Borromini fue también un solicitado arquitecto de palacios y casas particulares, entre los que destacan los palacios Spada y Falconeri. Su última obra fue la fachada de San Carlo alle Quattro Fontane, iniciada por él en 1665 y finalizada en 1682 por su sobrino Bernardo, después de que Borromini se quitara la vida en 1667, según algunos debido a los terribles celos que sentía de Bernini. Su naturaleza desconfiada y atormentada hizo desgraciado a un hombre que lo tenía todo a su favor, ya que desde su consagración como arquitecto nunca le faltaron los encargos y pasó a la posteridad como uno de los genios indiscutibles del Barroco romano. En opinión de algunos expertos, sus excéntricas formas arquitectónicas fueron fruto de su rivalidad con Bernini. Es indudable, en todo caso, que, en oposición a la composición modular y antropomórfica de la época, prefirió la composición geométrica, que heredó, continuó y llevó hasta sus últimas consecuencias Guarini.

LLUÍS BORRASSÀ

(Gerona, h. 1360-Barcelona, h. 1425) Pintor español. Nacido en el seno de una familia de pintores, se formó probablemente con Pere Serra, a quien debe las influencias sienesas y francesas que caracterizan su estilo. A su primera etapa corresponden el retablo del convento franciscano de Vilafranca del Penedès y el Santo entierro de Manresa, obras en las que los efectos dramáticos predominan sobre la elegancia característica del estilo de madurez. 

Hacia 1411 realizó el retablo del monasterio de Santes Creus, donde despliega todo su talento narrativo en la acumulación de figuras y detalles. Del retablo de San Pedro de Terrassa, obra ya de plena madurez, se conservan trece fragmentos magistrales con escenas de la vida del santo que explican la absoluta primacía de Borrassà en la pintura catalana del primer cuarto del siglo XV. A la última etapa de su vida corresponde el retablo de Santa Clara, considerado su obra maestra. 

Se trata de una realización de grandes dimensiones, con pasajes de la leyenda áurea, en los que el pintor convierte el linealismo y la elegancia en las claves estilísticas y compositivas. El vigor de la policromía y el cuidado tratamiento de la figura humana aparecen también en el posterior retablo de Sant Miquel de Cruïlles. Los historiadores consideran a Borrassà el introductor del estilo gótico internacional en España.

ALEKSANDR BORODIN

(San Petersburgo, 1833-id., 1887) Compositor y químico ruso. Como la mayoría de sus compañeros del Grupo de los Cinco, Aleksandr Borodin no fue un músico profesional. Químico de reconocido prestigio internacional, autor de importantes tratados sobre esta disciplina, su dedicación al arte de los sonidos se vio siempre supeditada a su labor científica, lo que explica su reducida producción. Hijo ilegítimo de un príncipe georgiano, había recibido una esmerada educación musical, familiarizándose desde su infancia con las obras de los clásicos vieneses.

La relación con el crítico Stassov y el que sería su compañero de grupo Balakirev, atrajo su atención hacia un estilo musical específicamente ruso que buscaba sus raíces en Oriente, pero alejado del exotismo de Rimski-Korsakov. 

De su reducido catálogo se destacan tres sinfonías (1867, 1876 y 1886, ésta inacabada), el poema sinfónico En las estepas del Asia Central (1880), el Cuarteto de cuerda n.º 2 (1881), célebre por su nostálgico Nocturno, y, sobre todo, la ópera El príncipe Igor, partitura en la que trabajó desde 1869 hasta su muerte. Inconclusa a su fallecimiento, fue finalizada por Rimski-Korsakov y Glazunov.

BORIS GODUNOV

(?, 1551-?, 1605) Zar de Rusia. Miembro de la pequeña nobleza de origen tártaro, Boris llegó a ser el favorito del legendario Iván el Terrible (Iván IV), en especial tras el matrimonio de su hermana con el hijo del zar, Fiódor Ivanovich, afectado al parecer por algún tipo de enfermedad mental. Gravemente enfermo, el zar nombró a Boris guardián y regente de Fiódor, quien subió al trono como Fiódor I Ivanovich (1584-1598) a la muerte de su padre. Convertido en el hombre más poderoso de Rusia, Boris emprendió la tarea de debilitar a la todavía pujante aristocracia de los boyardos con el apoyo de la Iglesia rusa: convirtió Moscú en un patriarcado y reemprendió la colonización de Siberia. 

También se le acusó de haber sido el responsable de la muerte del hijo menor del zar Iván IV, Demetrio, el último heredero al trono, en cuyo nombre la nobleza intentó una fallida sublevación en 1584. A la muerte de Fiódor en 1598, Boris fue elegido zar, y una de sus primeras medidas fue desterrar a los Romanov. Después de haber vencido a Suecia (1590-1595), 

Rusia entró en un período de gran convulsión social. Para asegurar la mano de obra necesaria en un momento de crisis demográfica, reconoció a los terratenientes el derecho de persecución sobre los campesinos fugitivos y retiró a éstos el derecho a cambiar de amo durante cierto tiempo, con lo que prácticamente quedaron vinculados a la tierra. Estas duras condiciones dieron lugar a numerosas revueltas campesinas. En 1604, un usurpador apoyado por Polonia, que pretendía ser el asesinado Demetrio, consiguió captar muchos partidarios y encabezó una rebelión contra Boris. Fue derrotado, pero el zar murió en plena contienda civil.

JORGE LUIS BORGES

(Buenos Aires, 1899-Ginebra, Suiza, 1986) Escritor argentino. Hijo de un profesor, estudió primero en Argentina y, durante su juventud, en el Reino Unido y Suiza. En este país entró en contacto con los expresionistas alemanes, y en 1918, a la conclusión de la Primera Guerra Mundial, se relacionó en España con los poetas ultraístas, que influyeron poderosamente en su primera obra lírica. Tres años más tarde, ya de regreso en Argentina, introdujo en este país el ultraísmo a través de la revista Proa, que fundó junto a Güiraldes, Bramón, Rojas y Macedonio Fernández. 

Por entonces inició también su colaboración en las revistas Sur, dirigida por Victoria Ocampo y vinculada a las vanguardias europeas, y Revista de Occidente, fundada y dirigida por el filósofo español José Ortega y Gasset. Más tarde escribió, entre otras publicaciones, en Martín Fierro, una de las revistas clave de la historia de la literatura argentina de la primera mitad del siglo XX. No obstante su formación europeísta, reivindicó temáticamente sus raíces argentinas, y en particular porteñas, en poemarios como Fervor de Buenos Aires (1923), Luna de enfrente (1925), Cuaderno de San Martín (1929), y en los cuentos Historia Universal de la Infamia (1935), Ficciones (1944) y El Aleph (1949). 

Compuso letras de tango y milonga, si bien rehuyó «la sensiblería del inconsolable tango-canción y el manejo sistemático del lunfardo, que infunde un aire artificioso a las sencillas coplas». En sus letras y algunos relatos se narran las dudosas hazañas de los cuchilleros, a los que muestra en toda su despojada brutalidad. Pero si la poesía fue uno de los fundamentos de su quehacer literario, el ensayo y la narrativa fueron los géneros que le reportaron el reconocimiento universal. Dotado de una vasta cultura, elaboró una obra de gran solidez intelectual sobre el andamiaje de una prosa precisa y austera, a través de la cual manifestó un irónico distanciamiento de las cosas a la vez que un delicado lirismo. Sus estructuras narrativas alteran las formas convencionales del tiempo y del espacio para crear mundos alternativos de gran contenido simbólico, construidos a partir de reflejos, inversiones y paralelismos. 

Los relatos de Borges toman la forma de acertijos, o de potentes metáforas de trasfondo metafísico. Fue profesor de literatura inglesa en la Universidad de Buenos Aires, presidente de la Asociación de Escritores Argentinos y director de la Biblioteca Nacional, cargo del que fue destituido por el régimen peronista y en el que fue repuesto a la caída de éste, en 1955. Tradujo al castellano a importantes escritores estadounidenses, como William Faulkner, y publicó con Bioy Casares una Antología de la literatura fantástica (1940) y una Antología de la poesía gauchesca (1956), así como una serie de narraciones policíacas, entre ellas Seis problemas para don Isidro Parodi (1942) y Crónicas de Bustos Domecq (1967), que firmaron con el seudónimo conjunto de H. Bustos Domecq. La ceguera no impidió que prosiguiera con su actividad. Algunos de los más importantes premios que Borges recibió fueron el Nacional de Literatura, en 1957; el Internacional de Editores, en 1961; el Formentor, compartido con Samuel Beckett, en 1969; el Cervantes, máximo galardón literario en lengua castellana, compartido con Gerardo Diego, en 1979; y el Balzan, en 1980. Tres años más tarde, el gobierno español le concedió la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio. A pesar de su enorme prestigio intelectual y el reconocimiento universal que ha merecido su obra, no fue distinguido con el Premio Nobel de Literatura. Poesía: Fervor de Buenos Aires (1923) Luna de enfrente (1925) y Cuaderno de San Martín (1929) El otro, el mismo (1968) Elogio de la sombra (1969) La rosa profunda (1976) La moneda de oro (1976) La moneda de hierro (1977) Historia de la noche (1978) La cifra (1981) Los conjurados (1985). Ensayos: Inquisiciones (1925) El idioma de los argentinos (1928) Evaristo Carriego (1930) Historia de la eternidad (1936) Otras inquisiciones (1952) Leopoldo Lugones (1957) Macedonio Fernández (1962) Introducción a la literatura inglesa (1965) Literaturas germánicas medievales (1967). Narraciones: Historia universal de la infamia (1935) El jardín de los senderos que se bifurcan (1941) Ficciones (1944) El Aleph (1949) El Hacedor (1960) El informe de Brodie (1970) El libro de arena (1976). «Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mí me enorgullecen las que he leído.» Elogio de la sombra

BJÖRN BORG

(Södertälje, Suecia, 1956) Tenista sueco. Desde muy joven destacó por su gran capacidad de concentración, su potencia y un juego intenso, cualidades que le llevarían a ser reconocido mundialmente y a liderar el equipo vencedor de la copa Davis del año 1972 contra Nueva Zelanda, victoria que repetiría en 1975 contra Australia. Ganó cinco veces el torneo de Wimbledon (de 1976 a 1980) y en seis ocasiones el de Roland Garros (1974, 1975, 1978, 1979, 1980, 1981). 

Sus cualidades físicas, en especial la potencia de sus golpes de revés, y la extrema concentración de su juego, dieron un giro decisivo al deporte de la raqueta durante la década de 1970, creando una nueva manera de jugar al tenis. En 1983 disputó su último torneo en Montecarlo, y se retiró del tenis profesional para crear una marca de ropa deportiva. 

En 1991, problemas económicos y fiscales le llevaron a reaparecer fugazmente en los circuitos de alta competición, aunque poco después se retiraría de nuevo para limitar en lo sucesivo sus intervenciones a torneos de veteranos y de exhibición.

CARLOS MARÍA ISIDRO DE BORBÓN

File:Carlos María Isidro.JPG(Madrid, 1788-Trieste, actual Italia, 1855) Pretendiente a la Corona española. Hijo de Carlos IV, entre 1808 y 1814 estuvo encarcelado en Francia por motivos políticos. Tras su puesta en libertad, manifestó su intención de suceder a su hermano Fernando VII al frente de la Corona española. A su juicio, las disposiciones en este sentido de Felipe V en 1713 eran, a pesar de las múltiples revocaciones posteriores, todavía válidas y, por ende, lo situaban a él como único pretendiente legal a la sucesión de su hermano. 

Éste, sin embargo, nombró sucesora a su hija Isabel, quien a su vez contaba con el apoyo de los liberales. Carlos María, a pesar de su condición de católico y de su ideología conservadora, nunca hasta el momento había querido acercarse a las posiciones de los absolutistas radicales. No obstante, falto de apoyos y sabedor de la necesidad de contar con el respaldo de la elite eclesiástica y aristocrática, aceptó de buen grado convertirse en el candidato de los absolutistas radicales. 

Ello motivó que se formaran dos movimientos políticos de sucesión al trono, liderado uno por los liberales, con Isabel como candidata, y liderado el otro por los absolutistas, con Carlos María de pretendiente. Fernando VII falleció en septiembre de 1833, tras lo cual Carlos María fue nombrado rey por sus partidarios, aunque su coronación sólo contó con el apoyo de Inglaterra. 

Ello motivó el inicio de la Primera Guerra Carlista, que tuvo como principal escenario las provincias del País Vasco. En julio de 1834, Carlos María se puso al frente de las tropas carlistas, lideradas por el general Tomás de Zumalacárregui. Tras varios años de lucha intermitente, en agosto de 1839 carlistas y liberales firmaron el convenio de Vergara, que estableció el fin de la contienda y la promulgación de las prerrogativas especiales para el País Vasco reclamadas por los carlistas. Carlos María se exilió y poco después, en 1845, renunció a sus reivindicaciones al trono con la esperanza, luego fallida, de que fuera su hijo Carlos Luis de Borbón, a través de su matrimonio con Isabel II, quien lo obtuviera.

CARLOS LUIS DE BORBÓN Y DE BRAGANZA

File:Infante Carlos, Count of Montemolin.jpg(Madrid, 1818-Trieste, Italia, 1861) Pretendiente a la Corona española. Hijo de Carlos María Isidro (Carlos V) y sobrino de Fernando VII, intentó desde muy joven que le fueran reconocidos sus derechos monárquicos a la Corona española. El primero de dichos intentos, propuesto tras el fin de la Primera Guerra Carlista, fue propugnado por Jaime Balmes, un carlista moderado. Se trataba de unir en matrimonio a Carlos Luis de Borbón y a Isabel II, para contentar tanto a liberales como a carlistas. Para ello, en mayo de 1845, Carlos María Isidro abdicó en favor de su hijo, quien a su vez tomó el título de conde de Montemolín, convirtiéndose en Carlos VI. Sin embargo, la operación casamentera no fraguó, puesto que los liberales habían vencido en la Primera Guerra Carlista y no estaban dispuestos a hacer concesiones políticas a los vencidos. 

Ante esta situación, Carlos Luis se fugó de Bourges, enclave francés donde esperaba su regreso a España, y se dirigió a Inglaterra, adonde llegó en 1846. Desde este país, y a finales de aquel mismo año, escribió un manifiesto en el que amenazaba con reavivar la lucha armada si se torpedeaba, como de hecho se hacía, una salida negociada. 

Dicha amenaza se cumpliría meses después, cuando en 1847 estalló la Segunda Guerra Carlista (guerra dels Matiners), que tuvo su foco más importante en Cataluña. Tras las primeras batallas, en las que la victoria sonrió siempre a las tropas isabelinas, mandadas por el general Pavía, el ejército carlista pidió la presencia de su líder, Carlos Luis, y éste se vio obligado a abandonar su exilio en Inglaterra y trasladarse a España. Al llegar a los Pirineos, fue detenido por los aduaneros franceses y hecho prisionero. Ello puso fin a la contienda, pero no se solucionó el conflicto. Una nueva intentona, llevada a cabo en 1860, acabó también en fracaso y al ser detenido Carlos Luis fue obligado a firmar su renuncia al trono de España. Poco después intentó invalidar el documento arguyendo que lo había firmado bajo presión, pero antes de que fuera aceptado le sobrevino la muerte, parece probable que a causa de un envenenamiento.

FRANZ BOPP

(Maguncia, actual Alemania, 1791-Berlín,, 1867) Lingüista alemán. Con su trabajo El sistema de conjugación del sánscrito comparado con el de las lenguas griega, latina, persa y germánica (1816) inauguró los estudios de gramática comparada del indoeuropeo, pocos años después de que Grimm hubiera establecido bajo esta denominación el origen común de varias lenguas. 

El trabajo comparativo lo realizó a partir del estudio de las distintas flexiones verbales, y años más tarde intentó encontrar un sistema de flexión común, originario, de todas las lenguas indoeuropeas, aunque no llegó a conseguirlo. Su estudio fue ampliándose a lo largo de los años con la inclusión de otras lenguas y culminó en la obra capital Gramática comparada de las lenguas indoeuropeas, que comprende el sánscrito, el zend, el armenio, el griego, el latín, el lituano, el antiguo eslavo, el gótico y el alemán (1833-1852).

GEORGE BOOLE

(Lincoln, Reino Unido, 1815-Ballintemple, actual Irlanda, 1864) Matemático británico. Procedía de una familia venida a menos y tuvo que desestimar la idea de convertirse en monje al verse obligado a mantener a sus padres. A los dieciséis años enseñaba matemáticas en un colegio privado y más tarde fundó uno propio. A los veinticuatro años, tras la publicación de su primer escrito, pudo ingresar en Cambridge, pero desestimó la oferta, de nuevo a causa de sus deberes respecto a su familia. 

En 1849 le nombraron profesor de matemáticas del Queen’s College, en Cork, donde permaneció el resto de su vida. El gran descubrimiento de Boole fue aplicar una serie de símbolos a operaciones lógicas y hacer que estos símbolos y operaciones –por elección cuidadosa– tuvieran la misma estructura lógica que el álgebra convencional. En el álgebra de Boole, los símbolos podían manipularse según reglas fijas que producirían resultados lógicos. 

En 1854 publicó Investigación sobre las leyes del pensamiento, libro que trataba por completo de la lógica simbólica y su álgebra. La influencia de esta lógica matemática sobre las matemáticas modernas tendría una evolución lenta: si en un primer momento no parecía más que un intrincado juego de palabras, más adelante se vio que era de lo más útil, y hasta completamente indispensable para conseguir la matemática lógica. Boole se casó a la edad de cuarenta años y tuvo cinco hijas, a las que no llegó a ver adolescentes.

PIERRE BONNARD

(Fontenay-aux-Roses, Francia, 1867-Le Cannet, id., 1947) Pintor y grabador francés. Simultaneó los estudios de leyes con los artísticos en la Academia Julian de París. En 1890 abandonó su empleo en una oficina gubernamental y se instaló en un estudio con Maurice Denis y André Vuillard, en compañía de los cuales fundaría el grupo de los Nabis, artistas a caballo del simbolismo y predecesores de los fauvistas. En 1900 aportó su estilo suave e intimista a las ilustraciones de la colección de poesías de Paul Verlaine Parallèlement. 

Con la obra Desnudo frente a una lumbre (1908), Bonnard se aventuró en el gran formato y un cromatismo más atrevido, que se prolongaría en trabajos posteriores a medida que crecía su admiración por la escuela veneciana. 

Hacia 1915, influido por Cézanne, fue abandonando su obsesión por el color para explorar cuestiones de estructura; unos años después realizaría su célebre serie sobre una mujer desnuda en el baño. Aunque nunca cedió a las extravagancias cromáticas de los fauvistas, se le considera como uno de los más grandes coloristas del siglo.

BONIFACIO VIII

[Benedetto Gaetani] (Anagni, actual Italia, 1235-Roma, 1303) Papa (1294-1303). Intentó aprovechar el debilitamiento del Imperio Alemán para afianzar el poder del Papado, en el marco de las tesis teocráticas defendidas por la curia de Roma. En 1300 instituyó el jubileo papal en Roma, y se enfrentó a Felipe el Hermoso de Francia, quien, necesitado de dinero, había impuesto una tasa sobre las rentas del clero. 

Este hecho, visto por el Papado como una interferencia en los asuntos de la Iglesia, respondía a los planteamientos regalistas de la corte del rey francés, que ignoró las quejas del Papa y acusó de traición a un obispo. Bonifacio promulgó entonces la bula Unam Sanctam, en la que defendía la autoridad eclesiástica y su independencia. 

Capturado en Anagni por los gibelinos, fue liberado por el pueblo, pero murió pocos días después de recobrar la libertad.

BERNHARD BOLZANO

(Praga, actual República Checa, 1781-id., 1848) Matemático checo. Tras estudiar teología, filosofía y matemáticas, fue ordenado sacerdote en 1805. Profesor de religión en Praga y matemático aficionado, en 1820 las autoridades le prohibieron ejercer cualquier actividad académica a causa de su posicionamiento crítico con respecto a las condiciones sociales vigentes en el Imperio Austrohúngaro.

Las inquietudes científicas de Bolzano resultaron muy avanzadas para su tiempo, preocupado como estaba por los fundamentos de varias ramas de la matemática, a saber, la teoría de las funciones, la lógica y la noción de cardinal. Tras demostrar el teorema del valor intermedio, dio el primer ejemplo de una función continua no derivable sobre el conjunto de los números reales.

 En el campo de la lógica, trató la tabla de verdad de una proposición e introdujo la primera definición operativa de deducibilidad. Así mismo estudió, con anterioridad a Cantor, los conjuntos infinitos.

LUDWIG BOLTZMANN

(Viena, 1844-Duino, Italia, 1906) Físico austriaco. Estudió en la Universidad de Viena, por la que recibió su doctorado en 1866. Fue profesor de física y matemáticas en Viena, Graz, Munich y Leipzig. Boltzmann contribuyó de forma fundamental al desarrollo de la teoría cinética de los gases. Estableció la ley de equipartición de la energía y la ley de distribución de Maxwell-Boltzmann, que constituyen los fundamentos de la mecánica estadística. 

Supuso que las leyes y propiedades de la termodinámica son el resultado del comportamiento de gran número de moléculas y, por tanto, susceptibles de ser interpretadas por la mecánica estadística. Su trabajo fue finalmente reconocido al ser el único método capaz de explicar con éxito el movimiento browniano. Se suicidó, víctima de la enfermedad y de la depresión.

HEINRICH BÖLL

(Colonia, 1917-Bornheim, Alemania, 1985) Escritor alemán. Llamado a filas por el ejercito del Reich durante la Segunda Guerra Mundial, luchó en varios frentes. Al concluir la contienda, volvió a su ciudad natal, que estaba en ruinas, e inició su labor literaria y novelas centradas en la experiencia bélica como vacío y absurdo, y sobre las contradicciones del sentimiento de culpabilidad alemán. La temática de la guerra queda superada en la novela Opiniones de un payaso (1963), donde a través de la figura de un clown, lanza una mirada crítica al conformismo y la relativa prosperidad en que se ha sumido la sociedad alemana con la «restauración» de la República. 

Luchó, a través de artículos y panfletos, por la libertad de expresión en los países del Este, preocupación que de forma indirecta está presente en El honor perdido de Katharina Blum (1974), sobre el poder del lenguaje periodístico. Su reconocimiento internacional fue sancionado en 1972 con la concesión del Premio Nobel de Literatura.

JEAN BÉDEL BOKASSA

(Bobangui, República Centroafricana, 1921-Bangui, id., 1996) Militar y político centroafricano. Tras el asesinato de su padre, un jefe local, y el suicidio de su madre, fue educado por misioneros occidentales. En 1939 ingresó en el ejército francés, con el que participó en la guerra de Indochina. Tras la independencia de la República Centroafricana, su presidente, David Dacko, lo llamó para que se hiciera cargo del ejército nacional centroafricano. Abandonó el ejército francés y fue nombrado jefe del Estado Mayor de la Defensa. Valiéndose de su cargo, en diciembre de 1965 derrocó a Dacko y asumió la presidencia de la República. En 1972 fue nombrado presidente vitalicio y en diciembre de 1976 se proclamó a sí mismo emperador. 

Su mandato, caracterizado por la represión política, la recesión económica, la corrupción y su enriquecimiento personal, fue corto, ya que en 1979 fue derrocado por un golpe de Estado apoyado por Francia, que repuso al ex presidente Dacko. Obligado a exiliarse, se trasladó a Costa de Marfil y, posteriormente, a Francia. 

A pesar de haber sido juzgado in absentia y condenado a muerte, en 1986 regresó a la República Centroafricana, donde fue detenido y acusado de asesinato por haber participado personalmente en una masacre de estudiantes (que fue el detonante para la intervención francesa que acabó con su gobierno), de torturas a sus oponentes políticos y de haber llevado el país a la ruina. Otros cargos que se le imputaban, como el de canibalismo, fueron sobreseídos. Condenado a cadena perpetua, en 1993 fue liberado.

NIELS BOHR

(Copenhague, 1885-id., 1962) Físico danés. Hijo de un profesor de fisiología, en el año 1911 se doctoró por la Universidad de Copenhague; durante sus estudios demostró unas exepcionales dotes para el deporte. En 1912 obtuvo una beca para ampliación de estudios en el extranjero, otorgada por la Fundación Carlsberg, y se trasladó al Reino Unido, donde colaboró con Joseph John Thompson, en Cambridge, y con Ernest Rutherford, en Manchester. Fruto de esta última cooperación fue la formulación del llamado «modelo atómico de Bohr», que, resultado de la combinación del modelo atómico del propio Rutherford y de los postulados de la teoría atómica de M. Planck, le condujo a postular un revolucionario modelo de la estructura íntima de la materia. 

Su enunciado entre otras cosas, le permitió calcular teóricamente la posición de las rayas del espectro de absorción correspondiente al hidrógeno (el elemento más simple), las cuales, al coincidir con las que con anterioridad se habían detectado mediante técnicas experimentales, confirmaron su teoría.

El modelo de Rutherford se basaba en un núcleo con carga positiva alrededor del cual giraban cargas negativas; presentaba la desventaja de que las cargas negativas en movimiento debían radiar energía, lo cual lo haría inestable. Para mejorarlo, Bohr propuso un modelo atómico en el cual el átomo poseía un determinado número de órbitas estacionarias en las que los electrones no emitían energía; según este modelo, además, los electrones orbitan en torno del núcleo de tal manera que la fuerza centrífuga que actúa sobre ellos se equilibra exactamente con la atracción electrostática existente entre las cargas opuestas de núcleo y electrones; por último, los saltos de los electrones desde estados de mayor energía a otros de menor y viceversa suponen una emisión o, por el contrario, una absorción de energía (energía electromagnética). En 1916 regresó a Copenhague, donde ocupó plaza de profesor en la universidad. 

En 1921, fue nombrado primer director del Instituto Nórdico de Física Teórica, que con el paso del tiempo sería más conocido como Instituto Niels Bohr, cargo que desempeñó hasta su muerte. En 1923, enunció el principio de correspondencia, que afirma, en esencia, que la mecánica cuántica debe tender a la física clásica en el caso de los fenómenos macroscópicos, es decir, cuando las constantes cuánticas son despreciables. Cinco años más tarde (1928) formuló el llamado principio de complementariedad de la mecánica cuántica, según el cual, los fotones y los electrones se comportan en ciertas ocasiones como ondas y en otras como partículas. Además, sus propiedades no pueden observarse de manera simultánea, si bien se complementan mutuamente y son necesarias para la correcta interpretación de los fenómenos. Esta concepción sería la base de la llamada Escuela de Copenhague de la mecánica cuántica. La ocupación de Dinamarca por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial lo obligó a exiliarse en 1943 en Suecia, a cuyas costas llegó a bordo de una barca de pesca, junto con su familia. 

Más tarde se trasladó a Estados Unidos, donde colaboró, hasta 1945, en el proceso de creación de la primera bomba atómica (Proyecto Manhattan) bajo el seudónimo de Nicholas Baker; su aportación al proyecto consistió en el llamado «modelo de la gota líquida», que permitió explicar los procesos de fusión nuclear. Concluida la contienda mundial regresó a Dinamarca y recuperó la medalla de oro que le fuera entregada con el Nobel de Física, en el año 1922, la cual había disuelto en ácido antes de abandonar su país. Recibió también el Premio Átomos para la Paz (1957), que le concedió la fundación Ford en reconocimiento a sus esfuerzos en favor de la utilización pacífica de la energía nuclear.

HUMPHREY BOGART

(Nueva York, 1899-Hollywood, 1957) Actor estadounidense. Combatió encuadrado en la marina de su país en la Primera Guerra Mundial.

En 1935 actuó en la obra de teatro El bosque petrificado, cuya posterior versión en la gran pantalla le reportó un clamoroso éxito. Ello le permitió participar en El halcón maltés (1941), dirigida por John Huston. En sus siguientes películas, Casablanca (1942) y Pasaje a Marsella (1944), consolidó su imagen de tipo duro y frío, pero a la vez honesto y sentimental. 

En 1945 participó en Tener o no tener, en cuyo rodaje conoció a Lauren Bacall, con quien contrajo matrimonio poco después, y en 1951 obtuvo el Oscar por su interpretación en La reina de África. Rodó su última película, 

Más dura será la caída, en 1956, ya enfermo de cáncer de esófago, dolencia que le causó la muerte al año siguiente. Poco amigo de los convencionalismos de Hollywood, se erigió en portavoz del nutrido grupo de actores contrarios a la caza de brujas promovida por el senador McCarthy.

LEONARDO BOFF

(Concórdia, Brasil, 1938) Teólogo brasileño. Profesor de teología en el Instituto de Teología Franciscano de Petrópolis, dirigió la Revista eclesiástica brasileira. Boff es considerado uno de los mayores renovadores de la teología de la liberación latinoamericana, cuyo referente principal es la figura de Cristo como defensor de los pobres. Su doctrina quedó expuesta principalmente en obras como Pasión de Cristo, pasión del mundo (1977).

Las comunidades de base reinventan la Iglesia (1979) o La vida religiosa en el proceso de liberación (1979). En el año 1985 fue reprobado por la Iglesia en razón de la heterodoxia de su doctrina, y condenado al silencio público, aunque conservó su influencia en Latinoamérica. 

En 1991 abandonó la cátedra de teología de Petrópolis por discrepancias con el cardenal Joseph Ratzinger; un año más tarde resignó el ministerio presbiteral y renunció al hábito de la orden franciscana.

BOECIO

[Ancio Manlio Torcuato Severino] (Roma, h. 480-id., 524) Político, filósofo y poeta latino. Hijo de un cónsul romano, completó su formación en Atenas. Su gran ambición era traducir al latín todas las obras de Platón y Aristóteles, con el objetivo de hacerlas accesibles.

No llevó a término su propósito, y tradujo sólo algunos de los tratados lógicos de Aristóteles, los Elementos de Euclides y la Isagoge de Porfirio, aparte de escribir numerosos comentarios y tratados de divulgación.

Como obra propia escribió Acerca de la consolación de la filosofía, célebre tratado de reflexión, cercano al estoicismo, aunque incorpora nociones cristianas. Protagonizó una brillante carrera política, al lado del rey godo Teodorico, aunque más tarde fue acusado de traición, encarcelado y ejecutado.

Tuvo una gran influencia en la Edad Media, que le debe en gran medida la conservación y transmisión del saber antiguo.

JEAN BODIN

(Angers, Francia, 1530-Laon, id., 1596) Economista y filósofo francés. Fue abogado del Parlamento de París, secretario del duque de Anjou (1571), lugarteniente general de la bailía de Laon (1584-1588) y procurador del rey (1588) en la misma sede. 

En su tratado Methodus ad facilem historiarum cognitionem (1566) defendió la importancia del conocimiento de la historia para la comprensión del derecho y de la política. 

Como economista se mostró favorable a la libertad de cambio y analizó, en Respuesta a las paradojas de M. de Malestrot (1568), el fenómeno del alza general de precios del siglo XVI, que relacionó con la llegada masiva de metales preciosos de América. 

ARNOLD BÖCKLIN

(Basilea, 1827-San Domenico di Fiesole, Italia, 1901) Pintor suizo. Se formó en la Academia de Düsseldorf y viajó a Bruselas, Anberes, Suiza, París y Basilea. Hacia 1850 se instaló en Roma, donde descubrió el ideal clásico de la Antigüedad, que le inspiró varias de sus obras. 

Tras una estancia de dos años como profesor de la Academia de Weimar, regresó a Italia y visitó esta vez Nápoles y Pompeya, cuyas pinturas al fresco le influyeron decisivamente. De vuelta en Basilea, en 1866, pintó frescos de personajes mitológicos y hacia 1871 se trasladó a Munich, donde vivió unos años de intensa creatividad. 

Tras una estancia de cuatro años en Florencia, en 1895 se instaló en San Domenico di Fiesole, donde vivió sus últimos años. Aunque su obra entroncaba fuertemente con la corriente simbolista, su rigor en la composición era todavía heredero del realismo. 

La atmósfera misteriosa, sombría, y la inquietante inmovilidad de sus cuadros, que evocan realidades y sueños al mismo tiempo, guardan mucha relación con el Romanticismo alemán.

UMBERTO BOCCIONI

(Reggio de Calabria, Italia, 1882-Verona, id., 1916) Pintor y escultor italiano. Figura clave del movimiento futurista italiano, fue también uno de sus más destacados teóricos. Se inició en el divisionismo de la mano de Giacomo Balla. 

Después de pasar algún tiempo en París, Rusia, Padua y Venecia se instaló definitivamente en Milán y se interesó por todo lo referente a la sociedad industrial moderna. Influido por el simbolismo y por el expresionismo de Munch, y tras varios encuentros con Marinetti, Carrà y Russolo, la obra de Boccioni se desarrolló a partir de 1910 alrededor de dos conceptos clave: dinamismo y simultaneidad. 

Entre sus obras cabe destacar La ciudad que surge (1910) y La calle ante la casa, pinturas que, aun siendo formalmente distintas, hacen referencia al mismo tema, la ciudad, que para los futuristas simbolizaba la modernidad, el movimiento y la velocidad. En cuanto a su actividad escultórica, que desarrolló paralelamente a la pictórica, fue pionero en el uso de nuevos materiales, como el cristal, el cemento o el hierro, así como en el aprovechamiento de la luz eléctrica.

LUIGI BOCCHERINI

(Lucca, actual Italia, 1743-Madrid, 1805) Compositor y violoncelista italiano. Dentro del período clásico, Luigi Boccherini es siempre el gran olvidado, a pesar de la estima que le profesaron músicos como Franz Joseph Haydn, quien reconocía su singular aportación al desarrollo de la música de cámara. Formado en su ciudad natal como violoncelista, instrumento poco considerado entonces, en 1768 se trasladó a París, donde recibió la oferta de entrar al servicio de la corte española como músico de cámara del infante don Luis. 

Establecido en Madrid, prosiguió su labor creadora, dando a la imprenta algunas de sus obras más célebres, como las basadas en motivos españoles, y en especial el Quintettino Op. 30 n.º 6 «La musica notturna di Madrid» (1780) o el Quinteto de cuerda Op. 50 n.º 2 «Del Fandango» (1788). 

Durante sus últimos años hubo de ver cómo su música y su persona caían en el olvido. Autor prolífico, se le deben un Stabat Mater (1781), 26 sinfonías, entre las que destaca la subtitulada La casa del diablo, 125 quintetos y 91 cuartetos.

GIOVANNI BOCCACCIO

(?, 1313-Certaldo, actual Italia, 1375) Escritor italiano. Hijo natural del mercader y banquero florentino Boccaccio da Chellino, agente de la poderosa compañía financiera de los Bardi, no conoció la identidad de su madre. Las leyendas que el propio Boccaccio se encargó de difundir acerca de su vida no permiten determinar si nació en París, Certaldo o Florencia. Lo cierto es que creció en esta última ciudad, en el barrio de San Pietro Maggiore, y fue educado por Giovanni Mazzuoli da Strada, quien le inculcó la pasión por Dante que lo dominaría toda su vida. 

Tras demostrar escasas aptitudes para las finanzas y el comercio, fue enviado por su padre a Nápoles, donde adquirió una sólida formación literaria gracias a las enseñanzas de los más ilustres eruditos de la corte napolitana: Paolo da Perugia y Andalo Delnevo. 

Lo que más le impresionó del ambiente napolitano fueron el refinamiento y la voluptuosidad que reinaban en la corte de los Anjou, en la cual convergían las culturas italiana, bizantina y árabe. En ese contexto de intrigas y ambiciones cortesanas, amores prohibidos y sensualidad se sitúa su obra maestra, El decamerón, centrada en la figura cambiante y fascinadora de Fiammetta, hija ilegítima de Roberto de Anjou, y en sus propias aventuras juveniles, debidamente enriquecidas mediante brillantes ornamentos literarios e invenciones de todo tipo. El personaje de Fiammetta, a quien el autor pretendió haber amado, recorre obsesivamente toda su literatura anterior. 

En Nápoles escribió tres obras relevantes: Filocolo (h. 1336), adaptación de la historia medieval de Floris y Blancaflor; Filostrato (1338), poema adscrito al ciclo de la guerra de Troya; y el poema épico La Teseida (1339-1340). La quiebra del banco de los Bardi le obligó a volver a Florencia (1340), donde sufrió graves penurias económicas y problemas domésticos. Su situación no lo apartó de su quehacer literario, que, por el contrario, al parecer salió reforzado de esa experiencia, que le acercó al ambiente picaresco de mercaderes del que provenía su familia. En esos años compuso el idilio pastoril Ameto, La amorosa visión, La elegía de doña Fiammetta, escrita en prosa, y Las ninfas de Fiésole, en el que recreó, con versos octosílabos, amores puros y nobles. La peste que asoló Florencia en 1348 le inspiró la idea de El decamerón, que redactó entre ese año y el de 1353. La obra obtuvo un gran éxito, lo cual le valió, en adelante, ser promovido con frecuencia a cargos oficiales honoríficos. Desempeñó funciones de embajador, primero en Aviñón y luego en Roma. De esos años son Poema bucólico, conjunto de dieciséis églogas compuestas en latín e inspiradas en Virgilio, y dos obras de signo totalmente opuesto: Corbacho, violenta sátira social y sexual, y De las mujeres notables, que contiene una larga serie de edificantes biografías femeninas. 

 En 1362, sin haber resuelto sus problemas financieros, se retiró a Certaldo, donde sufrió una crisis espiritual que lo llevó a renegar de El decamerón y a volcarse en el estudio y en las prácticas piadosas. Tras ser ordenado sacerdote, pasó a ocupar el cargo de confesor en 1360. El humanismo que caracteriza las obras de madurez de Boccaccio, dedicado a comentar la obra de Dante en la iglesia de San Stefano de Badia por encargo de la nobleza florentina y a confeccionar una erudita compilación de la mitología clásica, se anticipa en buena medida al pensamiento y a la cultura renacentistas. Ese giro humanístico y religioso guarda relación con la amistad que por esos años entabló con Petrarca, cuya muerte, acaecida en octubre de 1374, lo sumió en una profunda tristeza. Durante lo poco que le quedaba de vida, todos sus escritos serían un constante lamento por la pérdida del gran amigo y el abandono espiritual en que lo había dejado. 

Pero su legado literario más valioso, el que lo convierte en el fundador de la prosa italiana, son los cien cuentos que componen El decamerón, que dan cuenta de su visión a la vez cínica e indulgente de las flaquezas, los pecados y las corrupciones de los hombres de su época. Filocolo (Il Filocolo, 1336-1340) Filostrato (Il Filostrato, 1337-1339) La Teseida (Teseida, 1339-1340) Ameto (Ninfale d’Aneto, 1341) La amorosa visión (L´amorosa visione, 1342) La elegía de doña Fiammetta (Elegia di Madonna Fiammetta, 1343) El decamerón (Il Decamerone, 1349-1351) Poema bucólico (Bucolicum carmen, 1350-1365) Corbacho (Il Corbaccio, 1354-1355) De casos de hombres ilustres (De casibus virorum illustrium, 1355-1360) De las mujeres notables (De claris mulieribus, 1360-1362) Vida de Dante (Tratatello in laude di Dante, 1357-1362) Genealogía de los dioses paganos (De genealogiis deorum gentilium, 1347-1360) Las ninfas de Fiésole (Il Ninfale fiesolano, 1477). «En una bandada de blancas palomas, un cuervo negro añade un aumento de belleza como no lo haría el candor de un cisne.»

FRANCISCO DE BOBADILLA

(?-en el mar, 1502) Gobernador español de las Indias. Se sabe que nació en Aragón, aunque se ignoran la fecha y el lugar. De origen noble, sirvió como oficial en la casa real y fue caballero de la orden militar de Calatrava. Los Reyes Católicos lo nombraron juez pesquisidor en mayo de 1499 y gobernador de las Indias para imponer el orden en La Española, donde el descontento de los colonos contra Cristóbal Colón y sus hermanos Bartolomé y Diego había degenerado en enfrentamientos. 

Al parecer, a estos motivos de índole política se unieron tanto la sospecha de actuación desleal del almirante, en cuanto a que aprovechaba su cargo para su enriquecimiento personal al margen de la Corona, como la firme voluntad de los soberanos de mantener un estrecho control sobre los territorios americanos. Sea como fuere, la dureza de la decisión pospuso durante un año la ejecución del plan. 

El 23 de agosto de 1500, Bobadilla llegó a Santo Domingo al mando de dos carabelas que embarcaban alrededor de 500 hombres y 14 indios esclavos que Colón había llevado a España en un viaje anterior y que fueron devueltos a su tierra.

Al cabo de un mes de resistencia por parte de los Colón a dejar el mando, Bobadilla decidió proceder de manera más contundente: ordenó prender a Diego Colón, luego al propio almirante y por último a Bartolomé, y confiscó sus bienes. Enviados a España a primeros de octubre de 1500, los hermanos Colón expusieron sus protestas ante los reyes, y Bobadilla fue relevado por Nicolás de Ovando el 3 de septiembre de 1501. Cuando regresaba a España, la embarcación en que viajaba zozobró a consecuencia de un huracán, y Bobadilla pereció en el naufragio.

FRANZ BOAS

(Minden, actual Alemania, 1858-Nueva York, 1942) Antropólogo estadounidense de origen alemán. Cursó estudios en las universidades de Heidelberg y Bonn y, en 1881, se doctoró en física y geografía por la Universidad de Kiel. En 1886 participó en una expedición científica a Canadá y Estados Unidos, país este último en el que decidió establecerse. 

Tras ejercer la docencia en varias universidades estadounidenses, en 1899 ingresó en la Universidad de Columbia, en la que dirigió el departamento de antropología más influyente del país. Especialista en las lenguas y culturas de la sociedad indígena americana, fue fundador de la escuela relativista, cuyo campo de estudio era la cultura y su evolución desde las sociedades primitivas. 

En 1911 escribió La mente del hombre primitivo, obra que fue considerada, desde su publicación, como uno de los textos fundamentales de la antropología, disciplina que Boas contribuyó en gran medida a asentar y difundir. 

Fue cofundador de la Asociación Americana de Antropología y, desde 1931, presidente de la Asociación Americana para el Desarrollo de la Ciencia.

BOABDIL

Llamado el Chico [Muhammad XI] (Granada, España, 1464-Vado de Bacuna, Marruecos, 1527) Último emir musulmán del reino nazarí de Granada (1482-1492). Hijo de 'Abú-l-Hasán (Muley Hacén), en 1482 se sublevó contra él en Guadix y lo destronó con la ayuda de la familia de los Abencerrajes. Sin embargo, al año siguiente cayó prisionero de los Reyes Católicos durante su ataque a Lucena, situación que aprovechó Muley Hacén para recuperar el trono granadino, apoyado por su hermano Muhammad ibn Sa'd al-Zagal, señor de Málaga. 

Para fomentar la discordia entre los musulmanes, los Reyes Católicos liberaron a Boabdil a cambio de su vasallaje (pacto de Córdoba, 1483). Durante la guerra civil que se desarrolló entre 1483 y 1487, Boabdil estableció su corte en Almería, pero tuvo que abandonar la ciudad y buscar la protección de los Reyes Católicos ante la presión de al-Zagal. En 1487, la muerte de su padre y la derrota de su tío ante los cristianos en Vélez-Málaga le permitieron tomar la Alhambra y convertirse en único señor de Granada. 

Sin embargo, la debilidad musulmana fue aprovechada por los castellanos para avanzar sobre el reino nazarí, conquistando Málaga y Marbella (1487), Almería y Guadix (1489) y Baza (1490). En 1491, los cristianos pusieron sitio a Granada y bloquearon su vía de comunicación por el río Genil al construir la fortaleza de Santa Fe. Sin ayuda del norte de África, el emir de Granada se vio obligado a firmar los acuerdos de capitulación de Santa Fe (25 de abril de 1491), y el 2 de enero de 1492 entregó la ciudad a los Reyes Católicos. Confinado inicialmente en Las Alpujarras, en el año 1493 se trasladó a Fez, donde encontró la muerte luchando contra los jarifíes en la batalla librada en el Vado de Bacuna (1527).

lunes, 30 de julio de 2012

LÉON BLUM

(París, 1872-Jouy-en-Josas, Yvelines, Francia, 1950) Político francés. Afamado crítico literario y teatral, se relacionó con la política y fundó, con Jaurès, el periódico L'Humanité, órgano del Partido Socialista francés. 

De junio de 1936 a junio de 1937 presidió el primer gobierno del Frente Popular, pero la división de la izquierda, surgida a raíz de la política de no intervención en la guerra civil española, provocó su caída. 

Detenido por el gobierno de la Francia ocupada establecido en Vichy, en 1943 fue entregado a los alemanes. Liberado por los aliados en 1945, y convertido en referente moral de su partido, presidió un breve gobierno de transición que posibilitó los mecanismos constitucionales de la IV República.

LOUIS BLÉRIOT

(Cambrai, Francia, 1872-París, 1936) Aviador e ingeniero francés. Ingeniero de profesión, consiguió amasar una modesta fortuna al diseñar y vender diversos complementos automovilísticos, tales como faros y otros accesorios. Tras experimentar con deslizadores, en 1900 diseñó un primer prototipo de aparato dotado de motor, con una potencia de dos caballos, que logró despegar, aunque solamente recorrió en vuelo unos metros. En 1906, en asociación con otros pioneros como Voisin y Levavasseur, construyó el Blériot IV, un biplano mucho más elaborado que, sin embargo, no consiguió elevarse. 

Dos años más tarde introdujo una cola en el Blériot VIII, un modelo de media tonelada de peso y un motor de cuarenta caballos que en octubre logró recorrer de forma ininterrumpida el trayecto entre las pequeñas localidades de Toury y Artenay. 

Fruto de dicho éxito fue el Blériot XI, un monoplano de veintiocho caballos con el que, el 25 de julio de 1909, realizó el primer vuelo con motor desde el puerto francés de Calais a la localidad británica de Dover, con lo que se convirtió en el primer hombre que atravesó el canal de la Mancha a bordo de un ingenio aéreo autopropulsado. La hazaña, cuyo relato recorrió el mundo como un reguero de pólvora, le hizo acreedor así mismo de un premio de 1 000 libras otorgado por un periódico británico. 

Durante la Primera Guerra Mundial contribuyó al esfuerzo bélico francés, primero a través de prototipos basados en sus propios diseños, y posteriormente en colaboración con la fábrica de aeroplanos Spad, cuyos aparatos fueron grandes protagonistas de la contienda aérea. Finalizado el conflicto, fundó su propia compañía de aviación y realizó numerosas aportaciones al desarrollo de la aeronáutica civil.

VICENTE BLASCO IBÁÑEZ

(Valencia, 1867-Menton, Francia, 1928) Escritor y político español. Estudió derecho en Valencia y pronto ingresó en las filas del Partido Republicano. Durante un tiempo estuvo ligado al valencianismo propugnado por Teodoro Llorente, pero poco después se distanció de él; el talante polémico de que dio muestras en esta primera época le valió un breve exilio en París, ciudad en la cual entró en contacto con el naturalismo francés, que ejerció una notable influencia en su obra, especialmente en Arroz y tartana (1894), con la que inauguró su ciclo de novelas «regionales», ambientadas en la región valenciana, la más famosa de las cuales sería Sangre y arena (1908), dedicada al mundo de la tauromaquia. En 1894 fundó el periódico 

El pueblo, que sería su plataforma política, primero como portavoz del republicanismo federal liderado por Pi y Margall y después, cuando se separó de éste, para difundir su propio idezario político, que pasaría a ser denominado blasquismo y que había de alcanzar una importante repercusión popular, sobre todo a raíz de la dura campaña contra los gobiernos de la Restauración que llevó a cabo desde las páginas del periódico. Procesado, encarcelado y condenado de nuevo al exilio (1896), dos años después regresó a España y fue elegido diputado a Cortes en seis legislaturas, hasta que en 1908 decidió abandonar la política. 

Buscó fortuna entonces en Argentina, donde intentó llevar a cabo dos proyectos utópicos de explotación agrícola que acabaron en sendos fracasos. Partió hacia París y en 1914 publicó la novela que le daría fama internacional, Los cuatro jinetes del Apocalipsis. En 1921 decidió retirarse a su casa de Niza, donde escribió sus últimas novelas, más pensadas para gustar al público que las de sus años de más efectiva lucha política, en las que intentó reflejar las injusticias sociales desde una óptica anticlerical, dentro del más puro estilo realista, como sucede en La barraca (1898). Fue un autor muy prolífico vinculado en muchos aspectos al naturalismo francés, sus obras carecen de la escrupulosa documentación y rigor compositivo de un Zola, por ejemplo. Por otra parte, la explícita intención político-social de algunas de sus novelas, aunada al escaso bagaje intelectual del autor, lo mantuvo alejado de los representantes de la Generación del 98. No obstante, su vigorosa imaginación y poder descriptivo hicieron de él el último gran autor del realismo decimonónico. 

Su obra tuvo una gran proyección internacional, ampliada por las versiones cinematográficas de algunas de sus novelas, las más famosas de las cuales tal vez sean las dos versiones de Los cuatro jinetes del Apocalipsis, una interpretada por Rodolfo Valentino, y la segunda dirigida por Vincente Minnelli. Novela: Arroz y tartana (1894) Flor de mayo (1895) La barraca (1898) Entre naranjos (1900) Cañas y barro (1902) La catedral (1903) El intruso (1904) La bodega (1905) Sangre y arena (1908) Los cuatro jinetes del Apocalipsis (1914) Los argonautas (1915) Los enemigos de la mujer (1919). Ensayo: Historia de la revolución española desde la guerra de la Independencia hasta la Restauración en Sagunto (1891) Historia de la guerra europea La vuelta al mundo de un novelista (1927).

LOUIS AUGUSTE BLANQUI

llamado el Encarcelado o el Mártir (Puget-Théniers, Francia, 1805-París, 1881) Político y revolucionario francés. Hijo del subprefecto de su villa natal, en 1818 se trasladó, junto a su hermano Adolphe, a París, para estudiar derecho y medicina. Participó en las manifestaciones estudiantiles antiborbónicas y, tras la revolución de 1830, de la que quedó profundamente insatisfecho, ingresó en la Société des Amis du Peuple (Sociedad de los Amigos del Pueblo), siendo encarcelado en dos ocasiones, en 1831 y 1836. 

En 1839, tras organizar una insurrección armada que fracasó, fue detenido y condenado a muerte, pena que posteriormente le fue conmutada por la de cadena perpetua. Fue puesto en libertad poco antes de la revolución de 1848, en la que participó activamente, lo cual motivó su vuelta a la cautividad, en la que permaneció hasta 1859. No sería la última vez que reingresara en prisión.

De hecho, pasó treinta y siete años de su vida entre rejas, y de ahí que fue conocido con el sobrenombre de el Encarcelado. Entre 1859 y 1861, años durante los cuales disfrutó de libertad, se encargó de organizar varias sociedades secretas. En 1865 se fugó de la prisión y huyó a Bruselas, pero volvió a ser detenido en la víspera de la Comuna de París, de la que, no obstante, fue nombrado presidente y posteriormente, aunque permaneciera todavía en prisión, elegido diputado por Burdeos. 

Autor de varios artículos y ensayos, la mayoría recopilados bajo el título de Crítica social (Critique sociale), volumen publicado póstumamente, Blanqui se caracterizó por su espíritu revolucionario y por su doctrina teórica, de carácter profundamente socialista.

FANNY BLANKERS-COHEN

Llamada la holandesa volante, (Amsterdam, 1918) Atleta holandesa. A los dieciocho años participó en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936. Aunque no consiguió ninguna medalla, empezó a destacar al quedar sexta en salto de altura y cuarta en la prueba de relevos de 4 X 100 metros. Su ilusión por participar en los dos siguientes Juegos Olímpicos se vio frustrada por el inicio de la Segunda Guerra Mundial, que obligó a suspender estos acontecimientos deportivos. A los veintidós años se casó con su entrenador, Jan Blankers. Recibió el apodo por el que fue conocida en los Juegos Olímpicos de Londres de 1948, y fue la primera mujer que consiguió alcanzar la fama en el mundo del atletismo. 

Emuló a Owens, ganando cuatro medallas de oro: triunfó en los 100 metros, 200 metros, 80 metros vallas y en relevos de 4 X 100 metros. A su regreso a Amsterdam fue acogida por los holandeses como una verdadera heroína. A los treinta años, siendo ya madre de dos hijos, participó en once competiciones en tan sólo ocho días y no perdió ninguna de ellas. 

Su versatilidad era tal, que brillaba en todas las disciplinas, incluidas las carreras, los saltos y el lanzamiento de jabalina. Durante su carrera deportiva, a lo largo de dos décadas, estableció veinte récords del mundo. Tras participar por última vez en unos Juegos Olímpicos, en Helsinski, con treinta y cuatro años y fracasar en su intento de conseguir una última medalla, se retiró de la competición.

BLANCA DE CASTILLA

(Palencia, 1188-Maubuisson, Francia, 1252) Infanta de Castilla. Hija de Alfonso VIII de Castilla, casó con Luís VIII, hijo de Felipe II de Francia. La prematura muerte de su marido la obligó a encargarse de la regencia durante la minoría de edad de su hijo Luis, enfrentándose a la nobleza feudal francesa, que veía con creciente hostilidad el aumento del poder real durante los últimos reinados. 

Su condición de extranjera y su ascendencia Plantagenet –su madre era Leonor de Inglaterra– fueron algunos de los argumentos utilizados en su contra. Sin embargo, gracias a su innegable genio político, logró imponerse a la oposición nobiliaria. Consiguió atraer al bando monárquico al conde de Champaña y con su ayuda derrotó a los rebeldes y pacificó el reino, que entregó a su hijo en 1235.

WILLIAM BLAKE

(Londres, 1757-id., 1827) Pintor, grabador y poeta británico. Estudió dibujo e hizo prácticas de grabado con James Basire, antes de ingresar en la Royal Academy of Art, institución que abandonó en 1780 al no adaptarse a sus métodos de enseñanza. Empezó a trabajar como grabador, dando pruebas desde el principio de su desbordante imaginación y de una acusada tendencia hacia lo místico y lo imaginario. De hecho, toda su obra es sumamente fantasiosa y extraña en la forma, y está repleta de imágenes y simbolismos difíciles de interpretar.

Existe una estrecha relación entre su creación plástica y su creación literaria, a través de la cual expresó sus complejos pensamientos filosóficos, basados en la idea de que el mundo sensible no es más que una envoltura engañosa de la realidad espiritual. Esta unidad artisticoliteraria llegó a su punto culminante a partir de 1787, cuando empezó a poner en práctica un nuevo método de imprimir sus poemas ilustrados, conocido con el nombre de «impresiones iluminadas» (en inglés. illuminated printings). Pretendía que en sus libros, al igual que en los manuscritos medievales, texto e imágenes guardaran una estrecha relación, por lo que diseñaba personalmente cada una de las páginas, en las que el texto se escribía a mano y las ilustraciones se grababan. Con esta técnica realizó al menos cuatro libros, entre los que destaca 

El matrimonio del cielo y el infierno. Ninguna de estas obras tuvo éxito, y se vio obligado a recurrir a la ayuda de algunos mecenas, como Thomas Butts, y sobre todo el pintor Linell, para el que ilustró el Libro de Job y la Divina Comedia; las acuarelas para la obra de Dante, en las que trabajó hasta su muerte, se cuentan entre lo mejor de su producción. En nuestros días de le considera una de las personalidades más destacadas del Romanticismo, pero en su época fue un incomprendido (se le tenía por un excéntrico) y su figura no fue realmente valorada hasta finales del siglo XIX. 

Poesía Illuminated printing: Cantos de la inocencia (1789) El matrimonio del cielo y el infierno (1793) Cantos de la experiencia (1794) Jerusalén (h. 1800) Ilustraciones para obras literarias: Pensamientos nocturnos de E. Young (1797) El libro de Job (h. 1818) La Divina Comedia de Dante Alighieri (1824-1827). Obras diversas: La creación de Adán (1795, Tate Gallery, Londres) La escala de Jacob (h. 1800, British Museum, Londres) Catálogo descriptivo (1809) Las visiones de Ezequiel (Museum of Fine Arts, Boston).

TONY BLAIR

(Edimburgo, Reino Unido, 1953) Político británico. Cursó estudios primarios y secundarios en Edimburgo y, posteriormente, estudió derecho en la Universidad de Oxford. En 1976 inició su carrera de abogado, que se vio interrumpida tras ser elegido, en 1983, diputado laborista al Parlamento por Sedgefield. 

Entre 1985 y 1987 fue portavoz del Tesoro y, entre 1987 y 1988, portavoz de Industria. En esta última fecha fue elegido miembro del gobierno en la oposición como responsable de Energía y, más adelante, de Trabajo (1989) e Interior (1992). 

En 1994 fue elegido secretario general del Partido Laborista y en las elecciones legislativas de 1997 accedió a la jefatura del gobierno por una aplastante mayoría. Su primer logro en su nuevo cargo fue el acuerdo de paz alcanzado en Irlanda del Norte. 

De talante más europeísta que sus predecesores, propuso un programa político de carácter centrista que denominó «Tercera Vía» y en el cual aglutinó reformas sociales propias de la socialdemocracia europea con propuestas económicas procedentes del liberalismo.

GEORGES BIZET

(París, 1838-Bougival, Francia, 1875) Compositor francés. Muy exigente consigo mismo, su producción es escasa y cuenta con muchas obras inacabadas y retiradas por el mismo compositor y sólo recuperadas póstumamente, como es el caso de la Sinfonía en Do mayor (1855). Nacido en el seno de una familia de músicos, ingresó en el Conservatorio de París con tan sólo nueve años. 

La consecución en 1857 del prestigioso Gran Premio de Roma de composición le permitió proseguir su formación en Italia durante dos años. Su ópera Don Procopio data de aquella época. A su regreso a Francia, compuso las óperas Los pescadores de perlas (1863) y La hermosa muchacha de Perth (1867), ambas acogidas con frialdad por el público. 

No corrieron mejor suerte las dos obras que más han contribuido a la fama del compositor: la música de escena para el drama La arlesiana (1872), de Alphonse Daudet, y sobre todo la considerada obra maestra del teatro lírico galo, Carmen (1875), cuyo controvertido estreno se dice que precipitó la muerte del compositor.

OTTO VON BISMARCK

File:Bundesarchiv Bild 183-R29818, Otto von Bismarck.jpg(Schönhausen, actual Alemania, 1815-Friedrichsruh, id., 1898) Político alemán. Miembro de la aristocracia protestante de Brandemburgo, estudió en la Universidad de Gotinga y se dedicó a la gestión de sus posesiones hasta 1847, año en que fue elegido diputado de Prusia en el Landtag. Más tarde ingresó en la Dieta de Frankfurt (1851-1859), de la cual trató de apartar al Imperio Austrohúngaro, al que consideraba un obstáculo para la unificación de la nación alemana. Como embajador en San Petersburgo, entre 1859 y 1862, y en París este último año, cultivó las relaciones necesarias para poder constituir las alianzas internacionales que poco más adelante afianzarían el poder de Prusia en el continente europeo. 

 Monárquico convencido y ultraconservador, se mostró hostil a las ideas liberales y a cualquier forma de expresión democrática. Designado jefe de gobierno por Guillermo I en 1862, instauró una dictadura tras minimizar la capacidad política del Landtag, boicotear la Dieta de Frankfurt, impedir la entrada de Austria en el Zollverein (unión aduanera de los Estados alemanes) y convertir el ejército prusiano en la primera fuerza militar de Europa. 

En tales circunstancias, una vez asegurada la neutralidad de Rusia y Francia, Bismarck atacó a Austria y derrotó a sus ejércitos en la batalla de Sadowa, en 1866. Por el tratado de Praga, firmado ese mismo año, se reconstituyó la Confederación de Alemania del Norte bajo la hegemonía de Prusia, que se anexionó Hannover, Hesse y Frankfurt a expensas del Imperio Austrohúngaro. Concluida esta primera fase, en 1870 se volvió contra Francia. Tras la victoria de Sedán, Prusia se anexionó los estados meridionales, y el 18 de enero de 1871, en Versalles, se concretó la unificación alemana, proclamándose a Guillermo I emperador del II Reich. Por su parte, Bismarck fue nombrado canciller de Alemania y presidente del Consejo de Prusia. Aunque refractario a las formas parlamentarias, para llevar a cabo su política de reformas se alió con el Partido Liberal-Nacional de sustrato burgués, al tiempo que se enfrentaba con los sectores más conservadores de la aristocracia y con los católicos, a quienes repugnaba su proyecto de reducir la influencia de la Iglesia. A partir de 1878, reorientó su política y llegó a un acuerdo con el Partido Católico y la aristocracia para combatir el socialismo, al que consideraba una grave amenaza. 

Valiéndose de estos apoyos, de una serie de medidas represoras y de un paquete de leyes sociales para conseguir la adhesión de las masas obreras, intentó en vano frenar el avance de los socialistas, cuyos votos aumentaron espectacularmente en los años siguientes. Mejores resultados dio su política en el plano internacional, donde estableció alianzas con Rusia y Austria frente a Francia e impuso su arbitraje en el Congreso y en la Conferencia de Berlín de 1878 y 1884. En esta última cumbre intervino directamente en el reparto colonial de África. Tras la muerte de Guillermo I y el breve reinado de Federico III, subió al trono Guillermo II. Éste vio en el excesivo autoritarismo de Bismarck un serio obstáculo para imponer sus deseos de aumentar su poder efectivo en el Reich. La gran fuerza política de los socialistas y la peligrosidad de unas alianzas internacionales basadas en la beligerancia fueron las causas determinantes de la caída de Bismarck, a quien se conocía como el Canciller de Hierro, si bien los detonantes concretos de su destitución, en 1890, fueron su propósito de ceder a su hijo la cancillería imperial y las conversaciones que mantuvo a tal fin con diversos partidos políticos a espaldas del emperador. Retirado a sus posesiones de Varzin, en Pomerania, Bismarck, el artífice de la unidad alemana, dedicó los últimos años de su existencia a escribir sus Memorias y panfletos contra el emperador. «La política no es una ciencia exacta.»

ADOLFO BIOY CASARES

(Buenos Aires, 1914-id., 1999) Escritor argentino. Uno de los más destacados autores de la literatura fantástica universal. Su carrera se inició con la publicación de algunos volúmenes de relatos como Prólogo (1929), Caos (1934), La estatua casera (1936) y Luis Grave, muerto (1937). Habitualmente se considera que su obra maestra es la novela La invención de Morel (1940). Alrededor de 1935 conoció a J. L. Borges, con quien colaboró en la revista Sur. Entre otras colecciones literarias editaron, junto a Silvina Ocampo, la esposa de Bioy Casares, una Antología de la literatura fantástica (1940). Bajo el seudónimo común de H. Bustos Domecq, escribieron Seis problemas para don Isidro Parodi (1942) y Crónicas de Bustos Domecq (1967). En la misma línea de literatura fantástica cabe situar Plan de evasión (1945), La trama celeste (1948) e Historia prodigiosa (1956). 

Con posterioridad, su literatura pasó a ser más realista, sin renunciar no obstante a ciertos elementos sobrenaturales. El sueño de los héroes (1954), El lado de la sombra (1964) y Diario de la guerra del cerdo (1969) son las obras más representativas de esta etapa. Otras obras de Casares, que abarcan desde la alegoría dramática hasta el cuento filosófico, son: Historias fantásticas (1973) y El héroe de las mujeres (1978). En 1990 recibió el Premio Cervantes de Literatura. 

Su narrativa se caracteriza por un racionalismo calculado y por un anhelo de geometrizar sus composiciones literarias. El contrapunto a este afán ordenador viene dado por un constante uso de la paradoja, y por un agudísimo sentido del humor. A su muerte, acaecida en 1999, se anunció la publicación de las conversaciones entre Borges y Bioy Casares, recopiladas por este último durante las muchas décadas que duró la amistad entre ambos escritores.

ALFRED BINET

(Niza, 1857-París, 1911) Pedagogo y psicólogo francés. Especializado en psicofisiología por La Sorbona, trabajó junto a Charcot en el Hospital de la Salpêtrière. Sus investigaciones con los niños inadaptados y con bajo rendimiento intelectual se exponen en sus libros La sugestibilidad (1900) y Estudio experimental de la inteligencia (1903). 

En La escala métrica de la inteligencia, publicado en 1905 conjuntamente con Théodore Simon, por encargo del gobierno francés, elaboró una escala de tests de dificultad progresiva para medir el desarrollo de la inteligencia en los niños, adaptados a la capacidad de respuesta correspondiente a la edad. 

Los resultados del test se expresan en términos de «coeficiente de inteligencia», que se obtiene al dividir la «edad mental», derivada de los resultados de la prueba, por la edad cronológica del niño multiplicada por cien. 

En 1908 publicó una revisión del test que modificaba algunos ítems del cuestionario, a la que sucedieron otras revisiones en años posteriores. «Todo procedimiento científico es sólo un instrumento, que debe ser utilizado por una mano inteligente.»

GILLES BINCHOIS

(Mons, actual Bélgica, 1400-Soignies, id., 1460) Compositor francoflamenco. Son pocas las noticias sobre su vida que han llegado hasta nosotros. Formado con los niños de coro de la catedral de Cambrai, a partir de 1424 estuvo al servicio del conde de Suffolk, lo que ha llevado a pensar en una posible estancia del compositor en Inglaterra. 

Aunque tal hipótesis es hoy desestimada, es innegable, a juzgar por sus obras, que conoció con detalle la música inglesa. En 1430 entró a formar parte de la capilla del duque Felipe el Bueno de Borgoña, para la que compuso misas, motetes e himnos. Desde 1452 fue preboste de la iglesia de San Vicente de Soignies. 

La balada Mort tu as navré de ton dart, de Ockeghem, y el rondó En triumphant de Cruel Dueil, de Dufay, escritos a la muerte de Binchois, atestiguan la reputación que el compositor alcanzó en vida, basada sobre todo en su magisterio en el cultivo de la chanson polifónica, género del que se ha conservado medio centenar de piezas de su autoría. Entre ellas cabe mencionar Vostre tres doulx, Dueil angoisseus, Jamais tant y Amours et souvenir de celle.

ABEBE BIKILA

(Mout, Etiopía, 1932-Addis Abeba, id., 1973) Atleta etíope. En 1953 ganó un cross celebrado en el ejército y en 1959 empezó a entrenar bajo las órdenes del sueco Olli Niskanen, instructor deportivo en Addis Abeba. En 1960 recorrió la distancia del maratón en la capital etíope, a dos mil metros de altitud, en 2 horas, 21 minutos y 23 segundos, por lo que fue seleccionado para los Juegos Olímpicos de Roma, donde ganó la prueba corriendo descalzo. 

Repitió el triunfo cuatro años más tarde, en Tokio, y participó en la misma distancia en México en 1968, pero tuvo que retirarse a los diecisiete kilómetros de carrera. En 1969 sufrió un aparatoso accidente de coche por la noche, y permaneció hasta la mañana siguiente tendido en el suelo, sin poder moverse. Quedó paralítico en una silla de ruedas, en la que asistió a los Juegos Olímpicos de Munich en 1972.

BENAZIR BHUTTO

(Karachi, Pakistán, 1953) Política paquistaní. Hija del político Zulfikar Alí Bhutto, condenado a muerte y ahorcado en 1979. Tras la muerte de su padre, Benazir y su madre se pusieron al frente del Partido Popular de Pakistán. El régimen militar reaccionó entonces poniendo a Benazir bajo arresto domiciliario. Exiliada en Inglaterra, regresó en 1986 cuando se levantó la ley marcial. 

Triunfó en las elecciones de noviembre de 1988 y fue la primera mujer que en un país musulmán ocupó el cargo de primera ministra (diciembre de 1988). Su actividad política, no obstante, estuvo rodeada de incertidumbre y acusaciones de corrupción. 

Dos años después de su elección fue destituida, y su partido perdió las elecciones siguientes. Deportada a la ciudad de Karachi en 1992, regresó a la vida política en 1993 aunque fue destituida en 1996 y condenada a prisión por corrupción en 1998.