Breaking News

jueves, 27 de junio de 2013

EZEQUIEL MANRIQUE CANALES

Ezequiel Manrique Canales, (Lima Perú) es un sujeto esquizófrenico de 41 años que acosa a la presentadora de televisión Jéssica Tapia desde el año 2011.

Ya no sabe cómo parar el acoso que sufre día y noche. La conductora de ‘A las once’, ha acudido ayer a la comisaría de San Borja a solicitar garantías personales y protegerse de Winston 

En el parte policial No 251830, Tapia Guiulfo se detalla que Winston Ezequiel Manrique Canales "viene realizando llamadas telefónicas a su domicilio a cualquier hora y en cualquier día, en las cuales indica ‘que quiere hacerle un hijo’".

Agrega que el sujeto "se ha presentado a su domicilio en reiteradas oportunidades, motivo por el cual ha recurrido a solicitar garantías personales, ya que los familiares del denunciado refieren que sufre de esquizofrenia". Pese a todas sus denuncias y llamado de atención para que la familia interne en un centro especializado a Manrique Canales, la Tapia no recibe respuesta alguna.

Por eso ayer por la tarde, llena de impotencia, acudió a la dependencia policial de su distrito para ratificar que este sujeto no la deja tranquila y teme que pueda sufrir algún atentado.

Ya son dos años. Como se recuerda, la bella comunicadora alertó a mediados de 2011 que era víctima de acoso por parte de Manrique Canales, quien señalaba ser su pareja y que incluso solía esperarla en las afueras de Frecuencia Latina cuando ella conducía el fenecido matutino ‘A primera hora’.

La semana pasada Tapia volvió a hacer un llamado público a los familiares de Canales, ya que el sujeto en mención acudió hasta América Televisión con el fin de acercarse a ella pero fue sujetado por la seguridad de la televisora. "Yo no mando mensajes a través del televisor a nadie en específico, que tenga alguna clase de trastorno. Estoy realmente preocupada, cansada y dolida que alguien venga a generar problemas y el equipo de seguridad (de Canal 4) tenga que estar ayudándome", aclaró.

Alucina con ella. "Es un hombre mayor que padece de esquizofrenia. Sabe la dirección y el teléfono de la casa de mi mamá, cree que soy su mujer y que le envío mensajes", declaró hace unos días a las cámaras de ‘A las once’. Incluso pidió a sus familiares que lo internen en el hospital psiquiátrico Larco Herrera.