Breaking News

sábado, 30 de noviembre de 2013

ANTOINE-JEAN GROS

(çç, 1771-Meudon, Francia, 1835) Pintor francés. Su padre, que trabajaba como miniaturista, lo introdujo en el mundo del arte, pero se formó principalmente con J.-L. David, a quien admiraba. Sin embargo, su carácter apasionado lo impulsó a crear un estilo muy distinto del equilibrado neoclasicismo de su maestro. 

Se caracterizó por las composiciones complejas y repletas de detalles, realistas y de intenso colorido, que ejercieron una influencia considerable en Géricault y Delacroix y, por ende, en el desarrollo del romanticismo. Por todo ello, se considera a Gros un precursor de la tendencia pictórica romántica. 

Desde 1803 trabajó al servicio de Napoleón, para quien realizó sus mejores composiciones: La batalla de Eylan, y Napoleón y los apestados de Jaffa. A la caída del emperador, se vio relegado de los ambientes oficiales y se sumió en un creciente pesimismo que le llevó al suicidio. Fue también un retratista excelente.